Suscríbete al newsletter

Home#E&Cer Lifestyle¡Café ecológico con 5 tips!

¡Café ecológico con 5 tips!

¿Te has parado a pensar cuanto café tomas? durante el 2020, el 75% de la población occidental consumía café. De estos, el 62% lo hacía cada día sin ser precisamente un café ecológico. Si sacamos la calculadora nos daremos cuenta que eso es una barbaridad de café, y en su mayoría no podemos decir que sea una café ecológico.

Muchos de nosotros no podemos comenzar el día sin una taza de café por la mañana. Otros prefieren tomar café de manera casual, tomando un sabor dulce y divertido de una cadena de café de vez en cuando. Y debido a este consumo constante de café, muchos de nosotros olvidamos cuán derrochadores o insostenibles pueden ser nuestros hábitos de consumo de café.

Tal vez has cambiado la leche de vaca por leche de origen vegetal . O bien, has empezado a compostar el poso de café en lugar de tirarlos. Pero, ¿has pensado en cómo estás preparando tu café?

Desafortunadamente, no todos los métodos de preparación de café son iguales. Ya sea que prepares con una prensa francesa, una cafetera de goteo tradicional o uses cápsulas individuales o bolsas de café macerado. Cada método tiene un impacto ambiental único.

Hoy os vamos a desvelar cuales son los mejores métodos para que el café que tomamos sea más sostenible.

Nuestra Metodología

El equipo de E&cer comparó cinco métodos diferentes de preparación de café para ver cómo se clasificaban en términos de sostenibilidad.

Métodos que clasificamos:

  • Prensa francesa
  • Monodosis en cápsulas
  • Cafeteras de fogón
  • Cafeteras de goteo tradicionales

Cada método de preparación de café recibió una calificación de 20 puntos totales según los factores de clasificación de desperdicio, energía, longevidad y fin de vida. Cada categoría se puntúa del 1 al 5, siendo 1 la menos ecológica y 5 la más ecológica.

Métodos populares de preparación de café, clasificados

1. Café ecológico con Prensa francesa

Puntuación total: 18/20

  • Residuos: 5/5
  • Energía: 4/5
  • Longevidad: 5/5
  • Fin de vida: 4/5

La prensa francesa es un método favorito de los fanáticos entre los cero desperdicios, y por más de una razón.

Las cafeteras de goteo tradicionales hacen correr agua caliente a través del café molido. Una prensa francesa, por otro lado, funciona de manera un poco diferente: agrega los posos de café, los cubre con agua caliente y luego, una vez que el café termina de prepararse, presiona lentamente el émbolo para separar los posos de su bebida.

Café ecológico con la prensa francesa

En términos de desperdicio, la prensa francesa prácticamente no genera nada, siempre y cuando termines toda la taza de café y hagas abono con el café molido. Las prensas francesas tampoco requieren filtros de café desechables ni cápsulas de un solo uso. En su lugar, utilizan un filtro de malla reutilizable que puede durar años con el cuidado adecuado.

La prensa francesa en sí no requiere electricidad, lo cual es una ventaja en nuestro libro. Sin embargo, para preparar una taza de café caliente, necesita usar agua hirviendo, y para hervir agua, necesitará una tetera o una olla. En lugar de encender los fogones, usa un hervidor eléctrico para un café ecológico. Con un promedio de 1200 vatios es el doble de eficiente energéticamente. Su duración a lo largo del tiempo, es de más de 10 años de vida.

2. De fogón

Puntuación total: 17/20

  • Residuos: 5/5
  • Energía: 3/5
  • Longevidad: 5/5
  • Fin de vida: 4/5

Las cafeteras de fogón, como la cafetera moka, son una alternativa a las máquinas de expreso para aquellos a quienes les gusta el café fuerte. Vienen en diferentes tamaños, dependiendo de la cantidad de café que quieras preparar. También son bastante fáciles de usar. Simplemente debes llenar con agua y café molido y dejarla calentar en el fogón.

Preparar café ecológico con una cafetera moka no genera ningún desperdicio, siempre y cuando hagas abono con los posos del café. Tampoco requieren un filtro de papel, ya que la máquina incorpora un filtro de metal. Tampoco son tóxicos, generalmente están hechos de aluminio o una percoladora de acero inoxidable.

Café ecológico con cafetera moka

Sin embargo, se requiere algo de energía para este método de preparación. Necesitarás un fogón, que puede ser de gas o eléctrico. Usar un fogón para hervir agua no es tan eficiente desde el punto de vista energético como usar un hervidor eléctrico. La cantidad de energía que usa la estufa depende del tipo de fogón que tengas.

Las cafeteras moka también pueden tardar más en prepararse en comparación con el agua hirviendo en un hervidor eléctrico para su prensa francesa o bolsa de café empapada. ¿Por qué? Porque no solo el agua necesita hervir, sino que la olla también necesita filtrarse y preparar el café. Aún así, solo estás viendo un proceso de cinco minutos de duración.

Al igual que las prensas francesas, las cafeteras de estufa como la moka pueden durar más de 10 años, siempre que compres una opción de alta calidad. Algunas personas tienen el mismo de por vida. Una vez finalizada su vida útil, puede ser reutilizada como macetas o lámparas, entre otros.

3. Cafeteras de goteo tradicionales

Puntuación total: 13/20

  • Residuos: 2/5
  • Energía: 5/5
  • Longevidad: 3/5
  • Fin de vida: 3/5

Las cafeteras tradicionales parecen ser de la vieja escuela en estos días. Por lo general, se encuentran en los lugares de trabajo y muchos de ellos pueden preparar hasta 12 tazas de café en una sola cafetera. Sin embargo, no son la opción más ecológica de esta lista.

En primer lugar, estas cafeteras, en su mayoría de plástico, requieren filtros de café, que normalmente están hechos de papel. Si bien los filtros de café y los posos de café se pueden compostar, según el tipo que compre, la norma sigue siendo tirarlos a la basura. Con ello no conseguimos un café ecológico. Buscar filtros biodegradables y compostables, u optar por un filtro reutilizable, puede ayudar a eliminar los desechos.

La técnica de cafetera de goteo para el café ecológico

En términos de energía, las cafeteras de goteo requieren electricidad; estos electrodomésticos deben estar enchufados. Dicho esto, una cafetera de goteo típica requiere menos energía para hacer café que cualquier otra opción en esta lista, incluso menos que usar un hervidor eléctrico para hervir agua. Preparar hasta 5 tazas de café usa entre 550 y 900 vatios de potencia .

Estas cafeteras también se pueden reutilizar una y otra vez y preparar varias porciones de café a la vez. De ahí que a menudo se encuentre en oficinas y otros lugares de trabajo. Y la vida útil de la cafetera tradicional puede durar entre 3 y 10 años.

Si está buscando deshacerse de tu cafetera de goteo, y todavía está en buen estado, la mejor opción es donarla. Sin embargo, si ya no se puede usar, consulta con el punto de reciclaje local para obtener opciones alternativas. Si tu centro de reciclaje local no puede reciclarlo, busca alternativas en empresas que reciclen pequeños electrodomésticos para hacer que tu café sea más ecológico.

5. Monodosis en cápsulas, ¿Café ecológico?

Puntuación total: 8/20

  • Residuos: 1/5
  • Energía: 1/5
  • Longevidad: 3/5
  • Fin de vida: 3/5

Al final de nuestra lista está uno de los métodos de preparación de café más populares: cafeteras de una sola porción que usan cápsulas de plástico. Desafortunadamente, este método conveniente para preparar café no es sostenible.

Si bien algunas marcas de cápsulas de café resaltan el símbolo de reciclaje en el empaque, la realidad es que a menudo no se pueden reciclar. Según algunas marcas el 100% de las cápsulas  son reciclables: están hechas principalmente de plástico #5 . Pero solo alrededor del 3% de los plásticos #5 se reciclan. Además, las cápsulas de plástico se componen de varios componentes, no solo de plástico.

Intentando realizar el proceso de reciclaje que nos aconsejan los fabricantes de este tipo de café, sacando el poso y separándolo de su contenedor, las posibilidades de reciclarlo son escasas por el tiempo que se le debe dedicar al proceso. Eso hace que el 99% de los consumidores de este tipo de café, no realicen este proceso. De hecho, cada minuto se producen unas 39.000 cápsulas monodosis en todo el mundo.

¿Qué hay de la energía? Para preparar estas cápsulas, necesita una cafetera como Krups, Nespresso, Dolce Gusto o Philips. Estas máquinas de café se enchufan en la pared y consumen bastante energía para preparar una sola taza. Por lo general, las cafeteras monodosis que utilizan cápsulas consumen hasta 1500 vatios de potencia por taza de café.

Si se deja enchufado después de su uso, se estima que una Keurig consume tanto como una bombilla promedio: 60 vatios de potencia. Si dejas tu máquina enchufada en todo momento, sin saberlo, estas malgastando una cantidad absurdamente innecesaria de energía.

No es la mejor alternativa si queremos un café ecológico.

Sin embargo, hay cápsulas reutilizables de un solo servicio, en las que llenas con el café que deseas y las reutilizas como quieras para intentar hacer un café ecológico. Pero la mayoría de las veces, cuando hablamos de cápsulas de un solo uso, nos referimos a las que a menudo terminan en la basura.

Al igual que las cafeteras tradicionales, la máquina en sí se puede utilizar durante años. Sin embargo, si la máquina se estropea o está buscando cambiar a opciones más sostenibles, puede ser complicado deshacerse de este pequeño electrodoméstico. Tendrás que consultar con las instalaciones locales o ponerte en contacto con el fabricante de la máquina para ver si hay programas de reciclaje disponibles.

Teniendo en cuenta cuántas cápsulas se tiran a la basura cada año debido a la popularidad de estas máquinas, en general es una opción muy derrochadora. Optar por una opción diferente en esta lista puede evitar que los desechos lleguen a los vertederos.

No comments

Deja un comentario