Suscríbete al newsletter

Home#E&Cer Lifestyle¿TIENES CRIPTOMONEDAS? ¡CUIDADO!

¿TIENES CRIPTOMONEDAS? ¡CUIDADO!

varias criptomonedas

3 pasos que debes hacer en la declaración de la renta 2020 de manera E&Cer

¡Hola! Mi nombre es Mariano Martínez y en este blog quiero participar con mi granito de arena, enfocado a la Nueva Economía de las criptomonedas.

Mi enfoque esta destinado a compartir información importante y relevante, la cual te lleve a ser conocedor de como puedes dar un cambio a la gestión de tu capital.

Existe gran desconocimiento en cuanto a las oportunidades que podemos tener actualmente, para llevar una mejor vida en estos tiempos tan difíciles de incertidumbre y miedo. Pero también existe una oportunidad paralela a nosotros, la cual, si la sabemos entender y comprender, nos puede llevar a un camino diferente.

Estamos en fechas de Declaración de Renta y muchos comenzasteis una nueva andadura en el mundo Cripto. Si este es tu caso… estate atento a estas recomendaciones para que luego, no os llevéis un susto.

Primero tendremos que determinar que naturaleza ha tenido nuestra operativa, es decir, como se han obtenido los rendimientos o ganancias en cripto.

1.- En el caso de haber obtenido ganancias por compraventa o permutas de criptomoneda

Debemos tener en cuenta lo siguiente para la renta 2020: 
  • Las criptomonedas no están consideradas como dinero de curso legal, sin embargo, son activos que tienen un valor (fluctuante). Por ello cuando intercambiamos una criptomoneda por otra se entiende que estamos realizando una permuta. Las permutas tienen la consideración de ganancias patrimoniales en el IRPF, cuantificadas por la diferencia entre el importe de la compra de la criptomoneda que permutamos y el valor de aquella por la que se permuta en el momento del cambio.
  • Esta diferencia tributa en la base del ahorro al tipo impositivo del 19% por los primeros 6.000 euros de ganancia, 21% por los 44.000 euros siguientes y al 23% a partir de una ganancia de 50.000 euros.
  • ¿Cuándo se produce esta ganancia o pérdida? Para que se produzca una ganancia o pérdida patrimonial la ley exige dos requisitos, la variación de la composición patrimonial y la alteración del valor patrimonial siempre del contribuyente. Aquí un ejemplo de cada caso:
– Variación de la composición patrimonial del contribuyente

Si compramos BTC desde FIAT y hacemos hodl sin realizar ninguna venta a FIAT y ninguna permuta a otra criptomoneda, no se produce la variación de la composición patrimonial (seguimos teniendo la misma cantidad de BTC, aunque valga mucho más) y no se produce la ganancia.

Es lo que se llama ganancia latente, ya que la misma no se producirá hasta que vendamos o permutemos el BTC.

Si hemos comprado BTC desde FIAT y luego lo vendemos a FIAT deberemos declarar la ganancia o pérdida (en este caso para deducirla) en la declaración de la renta del año de la venta.

– Alteración del valor patrimonial del contribuyente

Si compramos en febrero de 2020 0.1 BTC a 1.000 euros y luego, vendemos en junio de ese mismo año 0.1 BTC por 3.000 euros, deberemos declarar una ganancia patrimonial de 2.000 euros.

Si hemos comprado BTC, después lo hemos pasado a ETH, y finalmente lo hemos vendido; se deberá declarar la ganancia o pérdida por la permuta entre BTC y ETH y, además, la ganancia o pérdida fruto de la venta de ETH por FIAT.

Nuestra recomendación es determinar de manera adecuada cuál es el coste de adquisición y permutas de las criptomonedas. Como las posibles repercusiones fiscales que el movimiento de las criptomonedas haya podido tener para que, cuando se tenga todo perfectamente determinado, presentar las correspondientes declaraciones y autoliquidar los rendimientos que se hayan obtenido en el mundo cripto.

compra venta bitcoin

2.- En el caso de haber obtenido comisiones por referidos (network marketing)

En Plataformas de inversión en criptomonedas, debemos tener en cuenta lo siguiente para la renta 2020: 

El network marketing está considerado como una actividad económica si se lleva a cabo mediante una ordenación de medios materiales y/o humanos, aunque sea mínima, con la finalidad de prestar un servicio.

Por lo tanto, los rendimientos o comisiones que se obtienen fruto de los referidos que paga la plataforma en concepto de “bono”, “comisión” o “premio” por haber vendido su producto, tienen la consideración de rendimientos de la actividad económica.

Así, dependiendo de si se opera como Empresa (Impuesto de sociedades) o como Persona Física (Autónomo), o los rendimientos que se obtienen mediante esta operativa se declaran en el Impuesto de Sociedades (IS) o en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), respectivamente.

Si se actúa en el mercado como Persona Física, nos deberemos dar de alta como Autónomos. En este caso, los rendimientos obtenidos por las comisiones de red se incluyen en la base general (19-50%) y no en la base del ahorro (19%-23%).

Si por el contrario se actúa como Persona Jurídica (Empresa), tributaremos en el IS a un tipo único del 25% (15% para entidades de nueva creación durante el primer año de ejercicio).

3.- En el caso de haber obtenido intereses por inversiones en plataformas centralizadas, el espectro puede ser muy amplio

En el caso en que se haya invertido en algún ecosistema cripto, que mediante un depósito de criptomonedas se generen rentabilidades, se deberá determinar la cantidad invertida. Existen ecosistemas en el que se depositan criptomonedas pero el valor se refugia en dinero FIAT y viceversa, y otros en los que se deposita criptomonedas y se mantiene su valor y naturaleza).

También deberemos determinar cuándo se puede retirar la inversión depositada y en qué momento se perciben los intereses. Pueden ser diarios, semanales, mensuales o por cualquier lapso de tiempo que el usuario haya aceptado.

También se deberá tener en cuenta la posibilidad de retirada que ofrece el ecosistema (puede ser que permita cuando ya se haya generado X rentabilidad, o establezca algún tipo de limitación para retirar los rendimientos generados por la inversión).

Cuando tengamos determinados todos estos momentos e importes de las cantidades recibidas, podremos calcular la ganancia o pérdida obtenida. Este resultado tributará en la base del ahorro (19-23%) si actuamos como persona física, en concepto de rendimiento de capital mobiliario.

Si actuamos como sociedad tributaremos al tipo único del IS, al 25% (y excepcionalmente al 15% si se considera como entidad de nueva creación).

En resumen, en sede de personas físicas:
  • Si se realiza actividad económica (tendremos la obligación de darnos de alta como autónomos) los rendimientos obtenidos van a la base general, con tributación de hasta el 50% para las rentas más elevadas.
  • En caso de no realizar actividad económica, se obtienen rendimientos que van a la base del ahorro con tributación de hasta el 23%.

Espero que esta información contrastada con los mejores profesionales del sector, sea de tu interés y la apliques con el mayor detalle.

Artículo escrito por: Mariano Martínez (Experto en negocios online)

No comments

Deja un comentario