Suscríbete al newsletter

Home#Mundo E&CerAldea sostenible!

Una aldea sostenible es exactamente lo que parece: una comunidad diseñada para ser económica y socialmente sostenible. Pero puede ser difícil visualizar cómo es exactamente una aldea ecológica, especialmente si nunca has oído hablar de una.

La ambientalista Joan Bokaer acuñó el término en 1990. Su visión llevó a la primera eco-aldea estacionada en las afueras de Ithaca, Nueva York, solo seis años después. El EcoVillage original en Ítaca todavía está prosperando hoy. Según la Red Global de Ecoaldeas (GEN) , existen aproximadamente 420 eco-aldeas en todo el mundo, que van desde selvas urbanas sostenibles hasta granjas rurales.

Pero aún así, ¿Cómo es exactamente una aldea ecológica? Bueno, la respuesta varía de un pueblo a otro, pero cada comunidad comparte una filosofía común que se origina en la idea original de Bokaer.

La filosofía de una Aldea sostenible

El marco original se basa en la investigación en antropología y psicología. Una eco-aldea es un » asentamiento completo a escala humana» donde las actividades humanas pueden integrarse sin causar daño en el mundo natural.

El GEN define una eco-aldea como «una comunidad que está diseñada conscientemente a través de procesos participativos de propiedad local en las cuatro dimensiones de la sostenibilidad (social, cultura, ecología y economía) para regenerar entornos sociales y naturales».

Hay tres elementos principales de una aldea sostenible:

  1. Procesos locales y participativos
  2. Sistemas (incluidos los sociales, culturales, económicos y ecológicos) diseñados para centrarse en la sostenibilidad
  3. Restaurar y regenerar los entornos sociales y naturales
Aldea sostenible

Esencialmente, estas comunidades son intencionales, comunales y sostenibles. Ninguna aldea sostenible es idéntica, pero a menudo incluyen jardines comunitarios, energía fuera de la red, sistemas de trueque y cooperativas de educación en el hogar. El objetivo final es lograr que la vida sin desperdicio y con mentalidad ecológica sea más alcanzable.

5 aldeas sostenibles prósperas en todo el mundo

Hay cientos de eco-aldeas en todo el mundo. Vienen en todas las formas, tamaños y culturas. Cada una tiene un sistema único, aunque todos comparten la misma filosofía. A continuación os dejamos cinco eco-aldeas que ejemplifican diversas formas de vida sostenible.

1. Manzanita Village en Prescott, Arizona

Manzanita Village es una aldea de viviendas compartidas diseñada para que los trabajadores remotos y los jubilados busquen una vida más sostenible. Situada en el desierto de Arizona, esta aldea ecológica funciona más como una cooperativa a gran escala que algunas de las otras aldeas ecológicas incluidas en esta lista.

2. Eco Truly Park en Aucallama, Perú

Este eco-pueblo peruano se encuentra en la costa del Pacífico y cuenta con una comunidad ecológica y artística. Los miembros pueden vivir aquí o ofrecerse como voluntarios para trabajar por un corto tiempo. Eco Truly Park utiliza técnicas ecológicas tradicionales peruanas para convertir la región arenosa en una comunidad autosuficiente. Este eco-pueblo adopta prácticas tradicionales para vivir en armonía con la naturaleza.

3. Forever MicroRanch en Saskatchewan, Canadá

Forever MicroRanch tiene que ver con el «camino del menor daño» hacia los humanos, las criaturas no humanas y el planeta. Esta comunidad rural les da a los animales de granja, pequeños y grandes, un hogar para siempre, para vivir en paz, seguridad y sustentabilidad. Las personas que viven en esta eco-aldea trabajan juntas para cuidarse unos a otros y a una gran cantidad de seres.

4. Ecoaldea Dancing Rabbit en Missouri

Dancing Rabbit Ecoaldea exsiste desde hace más de 20 años. Ubicada en 180 hectáreas de hermosos campos en Missouri, sus residentes y miembros están trabajando en la construcción de edificios con la esperanza de albergar algún día de 500 a 1,000 personas. Hay un enfoque en edificios naturales (como casas de mazorcas ), energía renovable y alimentos orgánicos y locales.

5. Kumaon Maati en Uttarakhand, India

Con aproximadamente 1,000 miembros, Kumaon Maati trata de cultivar hortalizas sostenibles y creativas. Frente al aumento de las temperaturas, la escasez de agua, las amenazas de la vida silvestre, las plagas y los problemas de fertilidad, los aldeanos aquí están trabajando para superar los desafíos del cambio climático. Ahora considerada una reserva de conservación, esta comunidad está ayudando a preservar el paisaje natural.

Cómo incorporar la vida ecológica en nuestro día a día

Claramente, las aldeas sostenibles vienen en todas las formas y tamaños, y también en ubicaciones. Desde grandes redes de aldeas en África hasta pequeñas cooperativas en los Estados Unidos, las eco-aldeas manifiestan una vida sostenible utilizando diferentes estrategias.

Si le intriga la vida en una aldea sostenible, hay varias formas de incorporar este estilo de vida a su rutina actual sin tener que mudarse a una aldea sostenible. La filosofía de la eco-aldea se trata de procesos participativos y sostenibles, por lo que ser más intencional sobre estos elementos es un gran lugar para comenzar.

1. Recuerda: se necesita un pueblo para hacer una aldea sostenible

Se les llama aldeas sostenibles por una razón. La vida sostenible y comunitaria es más fácil (y mucho más divertida) con una comunidad. Un primer paso simple es unirse a un club, organización o comunidad en línea que se centra en la vida sostenible. Tener un sistema de apoyo para consejos ecológicos y superar desafíos hace que el proceso sea mucho más fácil.

Los huertos comunitarios y las cooperativas también son excelentes formas de integrar la vida comunitaria y sostenible. ¿Sabías que unirse a una cooperativa de energía puede ahorrarte entre un 10% y un 20% en la factura de energía?

2. Ves más allá de lo básico

Cuando se trata de ser más sostenible, muchos de nosotros pensamos en las acciones obvias: reciclar, eliminar los plásticos de un solo uso y cambiar a un sistema de transporte más E&Cer en el consumo de combustible . Si bien estas acciones son excelentes para el medio ambiente, existen muchas otras formas de ser sostenible en tu vida diaria.

Piensa en tu dieta, hábitos de consumo y actividades sociales. Cambiar a una dieta basada en plantas es una de las mejores formas de reducir la huella de carbono . El uso de un banco ecológico ayuda a respaldar una economía más respetuosa con el planeta. Hay que ser creativo en el viaje hacia la sustentabilidad pensando en dónde puede desafiarte a tí mismo para ser más amigable con el planeta.

3. Haz algo bueno

Obtener cero residuos es un objetivo noble y enorme. Todos deberíamos aspirar a producir menos residuos a diario. Pero ser respetuoso con el medio ambiente no se trata solo de minimizar nuestro daño. ¡También es importante pensar en las formas en que podemos contribuir a la salud y el bienestar del planeta!

¿Cómo se ve eso? La plantación de vegetación autóctona puede mejorar la salud del paisaje local. Considera tomar medidas para ayudar a proteger a los polinizadores como las abejas y los animales en peligro de extinción . Hay muchas formas de retribuir al planeta. Quién sabe, ¡tal vez estos pasos nos lleven a nuestra propia aldea sostenible!

No comments

Deja un comentario