Suscríbete al newsletter

Home#Mundo E&CerLa innovadora tecnología que crea olas para el surf

La innovadora tecnología que crea olas para el surf

Con más de 35 millones de deportistas que practican el surf en todo el mundo, el deporte es un gran negocio. La industria recurre cada vez más a la tecnología para obtener emociones más grandes, mejores y más seguras.

Ya llevan un tiempo en el mercado las tablas de surf llamadas de hidroala, también conocida como tabla de aluminio. Estas son tablas de surf que tienen una varilla larga de fibra de carbono, o mástil, que se extiende hacia abajo desde la parte inferior hasta dos alas submarinas.

Cuando la velocidad y el impulso del mar son suficientes, las alas (también hechas de fibra de carbono) se empujan a través del agua, elevando la tabla de surf y su jinete en el aire.

A su vez, muchos foilboards ahora tienen hélices eléctricas integradas en sus mástiles, lo que les da potencia adicional para que puedan usarse cuando no hay olas. Esto permite practicar surf, no solo en mares planos, sino también en lagos y ríos.

Si bien la tecnología de hidroala ha existido en la navegación durante más de un siglo, no fue hasta principios de la década de 2000 que comenzó a abrirse camino en el surf. Las tablas de surf de hidroalas eléctricas o ‘efoils’ llegaron en 2018 cuando la firma puertorriqueña Lift Hydrofoils lanzó la primera que estaba disponible comercialmente.

Por otro lado las instalaciones artificiales de surf en el interior han existido desde finales de la década de 1960 y, hasta el día de hoy, el objetivo de los diseñadores son olas mejores y más grandes.

Novedades en el mundo del surf

La firma australiana, Surf Lakes, se está preparando para presentar lo que dice que es lo más grande que ha golpeado al sector, literal y metafóricamente.

Instalación de prueba de Surf Lakes en Australia

Todavía en la etapa de investigación y desarrollo, ha construido una gran instalación de prueba a 20 km tierra adentro desde la costa de Queensland. En medio de una piscina artificial de 3,6 hectáreas, una bomba de acero de aire comprimido de 1.400 toneladas sube y baja cada seis segundos. Impulsada por electricidad, la bomba crea olas de 360 ​​grados de hasta 2,4 m de altura, a un ritmo de 2000 olas por hora. Es el sistema de olas artificiales más eficiente construido hasta el momento.

Aunque la compañía aún no ha abierto una instalación al público, dice que ahora tiene 20 proyectos en desarrollo en Australia, Asia, Europa y los EE. UU. Sus sitios más grandes permitirán que 200 personas naveguen al mismo tiempo.

No comments

Deja un comentario