Suscríbete al newsletter

Home#Mundo E&CerLa NASA lanza el cohete SLS

La NASA lanza el cohete SLS

El tan esperado y costoso cohete SLS (Sistema de Lanzamiento Espacial) de la agencia finalmente está listo para una cuenta regresiva de práctica antes de la primera misión de Artemis esta primavera.

Después de una década del lanzamiento del último transbordador espacial , la NASA está casi lista para lanzar un cohete una vez más. El Sistema de Lanzamiento Espacial, el cohete más poderoso jamás construido, está diseñado para llevar las misiones Artemis a la luna, comenzando con Artemis I esta primavera. Pero antes del gran espectáculo, los ingenieros deben realizar una serie de pruebas, colocando el cohete SLS completamente apilado en la plataforma de lanzamiento y ejecutando un «ensayo general» que incluye una cuenta regresiva de práctica.

Los ingenieros y técnicos realizarán una serie de pruebas previas al lanzamiento hasta el 3 de abril y, si el cohete SLS pasa, la NASA puede establecer la fecha de lanzamiento de la misión Artemis I. Pero con el escrutinio cada vez mayor de los sobrecostos y los retrasos, y con tanto esfuerzo y fondos invertidos en el programa lunar Artemis, es necesario un escenario de pruebas para enviar astronautas a Marte. Hay mucho en juego en cohete SLS.

“Este es un momento muy emocionante. Será una vista maravillosa cuando veamos ese increíble vehículo Artemis cruzar el umbral del VAB y lo veamos fuera de ese edificio por primera vez. Creo que será impresionante y algo realmente especial”, dijo Charlie Blackwell-Thompson, director de lanzamiento de Artemis en el Centro Espacial Kennedy. La NASA ya ha concluido algunas pruebas, incluidas las de los sistemas terrestres y de comunicación y la secuenciación de la cuenta regresiva. “Todo esto está conduciendo a nuestra preparación para rodar”, dijo.

La misión

Para la misión Artemis I, el cohete SLS combinado y la nave espacial de la cápsula Orion supera los 98m de altura, incluso más que la Estatua de la Libertad. La NASA ha empleado a varios contratistas para la construcción del cohete. Incluye un par de propulsores de cohetes sólidos derivados del transbordador, que Northrop Grumman actualizó para el cohete SLS. Boeing construyó el enorme cohete de etapa central naranja, equipado con motores fabricados por Aerojet Rocketdyne. La Agencia Espacial Europea es socia del programa Artemis y, contratando a Airbus, construyó módulos de servicio para Orion. Las misiones Artemis posteriores utilizarán etapas centrales aún más grandes y tendrán la capacidad de transportar una carga útil de 46 toneladas, incluidos Orion y su tripulación. Los objetivos, la luna o Marte.

Cohete a la luna. cohete SLS

La NASA planea al menos cinco misiones lunares como parte del programa Artemis, incluido el lanzamiento de una tripulación y una estación en órbita lunar. Pero con el tiempo, la agencia ha retrocedido desde un comienzo originalmente planeado para 2019. Inicialmente se esperaba que SLS estuviera listo antes de eso. El presupuesto para el programa también se ha disparado. En una audiencia del Comité de Ciencias de la Cámara del 1 de marzo , el inspector general de la NASA, Paul Martin, estimó que los costos por misión serían mucho más altos que las estimaciones originales, que rondaban los $ 2 mil millones. 

Pero en la conferencia de prensa del lunes, Tom Whitmeyer, administrador asociado para el desarrollo de sistemas de exploración en la sede de la NASA, explicó por qué el cohete SLS beneficia a la economía nacional. Y señaló que el sistema de cohetes provino de científicos y técnicos en cada centro de investigación de la NASA. Y de 3800 proveedores en los 50 estados. “Creemos que es un valor para el país. Es una fuerte inversión nacional”, dijo. “Este cohete no es solo una pieza de metal, es un montón de personas en todo este país y en toda nuestra agencia”.

Gran tamaño del cohete SLS

El cohete SLS es más grande que el Falcon Heavy de SpaceX, que actualmente es el único vehículo de lanzamiento de carga superpesada operativo. Pero hay otros en desarrollo, en particular Starship/Super Heavy de SpaceX y New Glenn de Blue Origin . New Glenn no es tan poderoso como el cohete SLS o Starship, pero podrá llevar 45 toneladas métricas de carga a la órbita terrestre baja. Otros podrían unirse a la escena dentro de una década, incluido el 9 de Gran Marcha de China y el cohete Yenisei de Rusia, aunque el futuro de este último podría estar en duda, gracias al retroceso de la invasión de Ucrania por parte esta nación.

Es útil tener opciones, lo que evita dar el monopolio a una sola agencia o empresa espacial; también fomenta la innovación y el ahorro de costos, y significa que hay cohetes de respaldo si algo sale mal. Pero si bien la mayoría de los lanzamientos en los últimos 60 años han involucrado vehículos de lanzamiento desechables, la humanidad debería avanzar hacia la sostenibilidad, dice Jah. Y solo Starship está hecho para ser reutilizable. “Definitivamente soy alérgico a los vehículos de lanzamiento desechables. Hoy en día, debería tratarse de reciclar y reutilizar. SpaceX ha demostrado tener cohetes que luego pueden regresar a la plataforma de lanzamiento, y es claramente el camino a seguir”, dice.

A pesar de los riesgos involucrados en el cohete SLS y el intenso escrutinio que ha recibido, el equipo de la NASA confía en el cohete cuando comienza su ensayo previo al lanzamiento. 

No comments

Deja un comentario