Suscríbete al newsletter

Home#Mundo E&CerMúsica en los videojuegos «Arte desapercibido»

Música en los videojuegos «Arte desapercibido»

Video Game Music

¡Muy buenas gente, Saludos de Rafa Giménez! Este mes dedicaré el articulo a un tema el cual hace mucho tiempo que tengo en el tintero. El tema al que me refiero es la música en los videojuegos. Para los que desconocen este mundo, me gustaría hacerles saber que es un tipo de música que pasa totalmente desapercibida para la mayor parte del público. Es por la poca atención que se le presta que he decidido ponerle el título de “Arte desapercibido”.

A continuación repasaremos los juegos con más impactanto en el contexto musical, así como sus creadores. Pero no podré nombrarlos a todos los que me gustaría, por ser un listado demasiado largo.

Bandas sonoras

En el mundo de la música en los videojuegos, somos pocos los que le dedicamos el tiempo que desde mi puntos de vista se merecen. Aquellos que lo hacemos, dedicamos horas a escucharlas cientos de veces, encontrando en cada ocasión un rincón nuevo dónde nuestros oídos estremecen de placer. Para mi ha sido un mundo que me ha fascinado desde bien temprana edad.

Durante esos momentos ya percibía cambios de armonía y notas que provocaban un cosquilleo en mi interior. De igual forma, ese cúmulo de sensaciones me ha llevado a dedicar mi tiempo laboral, a la composición, teniendo referentes al rededor de todo el mundo. De manera similar, cada uno de ellos me ha aportado su pequeña porción de inspiración. Mientras tanto, veía como creaban, producían y desarrollaban una O.S.T. Todo este proceso culmina en un instante perfecto, encajar y fundir las melodías con el juego.

Si a día de hoy escuchamos las melodías de referencia en la época, sorprende gratamente. El motivo principal, la composición, porque la calidad no se puede tener en cuenta. Centrémonos con los ejemplos de las melodías principales de Super Mario Bros (reconocida a nivel mundial con tan solo escuchar las primeras notas) y The Legend Of Zelda. En ambos casos, su creador ha sido el genio Koji Kondo, mano derecha de Shigeru Miyamoto. Ambos en un mismo equipo, ha hecho realidad una fusión perfecta, como diríamos en términos de celuloides. Para hacerme entender, unas equivalencias cinematográficas serian la de Spilberg – Williams o Burton – Elfman.

Música en los videojuegos

Progresión de la música en los videojuegos

Si pudiera transmitir con palabras la progresión de este tipo de música, del mismo modo que lo siento, os aseguro que no os quedaríais indiferentes. En lo más profundo de mi cabeza, aún puedo escuchar los primeros chasquidos reproducidos, en cinta, por el Spectrum o el Amstrad. Nuestra generación vivimos las largas esperas de carga de los juegos. En muchas ocasiones era una espera sin sentido, a menos que el juego arrancára.

Durante esa época apareció el juego por excelencia: “La badía del crimen”. La historia esta basada en la novela de Unberto Ecco “El nombre de la rosa”. En primer lugar, contenía los primeros coros que yo escuchaba en un juego. En segundo lugar, incluía una versión de Anna Magdalena de la sonata para flauta BWV 1033 de Bach. Y para rematar la obra, en las misas que se representaban, se dejaba escuchar el “Ave Maria” de Schubert.

Del *midi a los Samplers

Mientras el sonido *midi de los ordenadores quedaba atrás, también aparecían las primeras tarjetas de sonido como la Soundblaster. En esa época, el magnífico ordenador Commodore Amiga 500 y su espectacular sonido de 4 Canales – 8bit PCM, permitía surgir a las primeras herramientas de composición musical. Digital Sound Studio (DSS), Octamed y Oktalizer fueron algunas de ellas. De echo, amistades de mi entorno iniciaron sus composiciones con Amiga.

Con las prestaciones de Amiga se demostró la posibilidad de incluir Samplers en las canciones. Algunos ejemplos que podría citar son:

  • Body Blows
  • Turrican del genial Chris Hulsbeck
  • Intro de Cannon Foder (genial!!)
  • Turrican 1 y 2
  • Lotus II (inigualable!!)

Compositores y composiciones

Llegamos a la época de las consolas de 16-bits como la Megadrive o la SuperNintendo. Es en este instante dónde, desde mi perspectiva, se produce la mayor revolución, se abrió todo un mundo nuevo de composición musical ante mis ojos. Seguidamente añado de nuevo una lista de algunos compositores que dejaron rastro en mis tímpanos. Todos ellos demuestran las extraordinarias composiciones de origen japonés adaptadas a cualquier tipo y estilo de música.

  • Yuzo Koshiro
  • Michiru Yamane
  • Tommy Tallarico
  • David Wise, Robi
  • Beanland
  • Eveline Fischer
  • Hiroki Kikuta
  • Yasunori Mitsuda
  • Yoko Kanno
  • Yuki Kajiura
  • Michiko Naruke
  • Hitoshi Sakimoto
  • Motoi Sakuraba
  • Yoko Shimomura
  • Michael Land
  • Jesper Kyd
  • Chris Hülsbeck
  • Jeremy Soule
  • Richard Jacques
  • Noriko Matsueda
  • Masashi Hamauzu
  • Jack Wall
  • Kow Otani
  • Junya Nakano
  • Kenji Ito
  • Akira Yamaoka

…y por supuesto el John Williams japones Nobuo Uematsu. Con todo esto, podría seguir con un largo listado, pero no quiero extenderme demasiado.

Juegos Super Nintendo

Siguiendo con los listados, nombro aquellos que, para mi gusto, estaban por encima de la media en la sección Super Nintendo:

  • Secret Of Mana
  • La saga Final Fantasy
  • Chrono Trigger
  • Zelda a Link To the past
  • Donkey Kong Country 1,2 y 3
  • Street Fighter II
  • Super Mario World
  • Vortex
  • Starwing
Música en los videojuegos

Megadrive

De los juegos de Megadrive destaco:

  • saga Sonic fantástica
  • Thunder Force IV
  • Streets Of Rage 1,2 y 3
  • Soleil

La diferencia entra las dos consolas discernía en la calidad de sonido. Megadrive estaba equipada con el chip de 6 canales Yamaha YM2612. Pero no era suficiente, la potencia del Sony SPC700 de 8 bits + el chip secundario de sonido S-DSP de 16 bits que equipaba la Super Nintendo, era muy superior. Esta última disponía de un catálogo de juegos R.P.G más extenso, permitiendo la creación de bandas sonoras más cercanas, en calidad, a las de las producciones cinematográficas.

Dejaré las demás consolas para otra ocasión en la que volveré a hablar de la música en los videojuegos.

Enlaces para disfrutar

A continuación una selección de enlaces para que podáis catar lo que os quiero transmitir. NOSTALGIA arriba!!

Más enlaces de música en los videojuegos.

Saga Donkey Kong Country

En realidad debo destacar por encima de las demás, las composiciones musicales de la saga Donkey Kong Country, creada por la compañía Británica Rare.

De verdad os pido que le prestéis atención a los enlaces que os pongo de la música en los videojuegos y os daréis cuenta de lo que hablo. Sin embargo, debéis poneros en situación sonora con la época (1994 – 1996). Con todo eso, añadir la dificultad de no estar editadas inicialmente en formato CD, si no en cartucho.

OBRA MAESTRA y un aplauso para sus compositores David Wise & Robin Beanland y Eveline Fischer, a sus pies maestros.

Finalmente un valoración sobre la música en los videojuegos que os acabo de explicar en estas líneas.

Creo que la generación actual dedica muchos recursos económicos en compositores de renombre, los cuales dedican su tiempo a la composición para películas. Un caso de Ejemplo sería Hans Zimmer (Gladiator, La roca, entre otras). Él mismo ha realizado las BS de Call Of Duty – Modern Warfare 2 y Crysis 2, siendo ambos casos de una orquestación excepcional. Todo y eso, creo que la esencia de los juegos de antaño y sus mágicas melodías han quedado en el olvido.

Escuchar a día de hoy la música de Chrono trigger, Secret of Mana o la cañera música de Thunder Force IV o Streets of Rage (saga), no tiene precio. Recomiendo su escucha para ver el gran esfuerzo que realizaban con los pocos medios con los que contaban, en comparación a la actualidad. La imaginación y producción que tenían es digno de admirar. Y sinceramente, cada vez que escucho alguna de estas composiciones, sigo admirándola aun más con el paso del timpo.

Seguirémos encontrándonos en www.eficientesyconsicentes.com

Artículo escrito por Rafa Giménez (Compositor freelance)

Latest comments
  • En primer lugar, me gustaría hacer hincapié en el título del artículo «Arte desapercibido», ya que no hay mejor forma de expresar algo que es, extremadamente importante en el mundo, no sólo del cine y demás, sino de los que nos ocupa, los videojuegos. El maestro Giménez, del cual puedo confirmar con orgullo su talento, valora tanto la música como un servidor, y por esa y otras razones sentí cierta afinidad en común cuando le «conocí» en su ya pasado canal de YouTube (sí, lo pongo entre comillas porque aún no tengo el placer de conocerle personalmente).

    Rafa, al igual que yo, formamos parte de esa minoría que valora muchísimo el apartado musical y todo el trabajo que hay detrás, ya sea individual o en equipo. Personalmente, considero un crimen, que muchos usuarios no sean capaces de darle la más mínima oportunidad a la música, silenciando la banda sonora en un videojuego incluso sin haberla oído. Considero ese acto como una falta de respeto al autor, independientemente de si la banda sonora es buena, mediocre o fuese una obra maestra, ahí hay un trabajo detrás que mínimo, se merece una escucha.

    Juegos como los que menciona Rafa en dicho artículo, no serían lo mismo, ni hubiesen brillado de la misma manera, sin su maravillosa banda sonora. Compositores cuyo talento estaban (y están) por encima de las limitaciones técnicas del chip sonoro de una máquina, demostrando que no hay límite alguno de creación.

    El caso de Rafa Giménez viene a cuento, una persona que posee un gran problema, y no es otro que no se cree todavía su propio talento. Anuncios, trailers, películas y un largo etcétera van dando forma y moldeando su carrera, su gran paso fue la banda sonora de Deiland, pero eso es tan sólo una puerta abierta a todos los éxitos que le deseo de todo corazón.

    Finalmente, me gustaría concluir afirmando algo que le comenté, pero que me gustaría que se sepa si hay alguien que da con este comentario, por mucho que componga Rafa, por mucho que explote su talento, por mucho que llegue a la cima y al estrellato, jamás en la vida podrá compararse lo más mínimo a lo grande que es como persona y amigo, y lo expreso de todo corazón.

    Deseándote lo mejor del mundo en tu carrera profesional y vida privada, tu amigo y seguidor incondicional, Jacobo.

Deja un comentario