Suscríbete al newsletter

Home#E&Cer LifestyleTurismo internacional: el largo camino hacia la recuperación

Turismo internacional: el largo camino hacia la recuperación

La industria del turismo sigue siendo vulnerable a los riesgos macroeconómicos, de salud pública y geopolíticos.

El turismo fue uno de los primeros sectores que se vio profundamente afectado por la pandemia. Los bloqueos y el cierre de las fronteras internacionales llevaron a un cese casi total de la actividad en una industria que había crecido enormemente en las últimas décadas. Con lo peor de la pandemia detrás de nosotros, hay señales de que la industria finalmente está experimentando una cierta recuperación.

El turismo es una importante fuente de empleo y sustento para millones de personas en todo el mundo, especialmente en Europa. Como resultado, las restricciones de COVID tuvieron un impacto sin precedentes en los trabajos y negocios relacionados con los viajes. Antes de la pandemia, el sector de viajes y turismo representaba uno de cada cuatro de todos los nuevos puestos de trabajo creados a nivel mundial. También representó el 10% del empleo mundial (333 millones) y el producto interno bruto (PIB) mundial. Más de 20 economías nacionales generaron más de una décima parte de su ingreso nacional a partir de este sector. 

En el primer año de la pandemia, la participación de los viajes en el PIB mundial se redujo a la mitad al 5 %, incluso con un denominador reducido a medida que se desaceleró toda la actividad. En el mismo año, se perdieron 62 millones de empleos en el sector de viajes y turismo. Se esperaba que el lanzamiento mundial de la vacuna fuera el medicamento que sentaría las bases para la reactivación del turismo en 2021, pero ese resultado no se materializó. Las nuevas variantes de COVID-19 y las medidas de salud pública continuaron obstaculizando los viajes nacionales y extranjeros.   

Pero a medida que un número creciente de destinos alivian las limitaciones de movimiento, las llegadas internacionales en varias regiones están aumentando nuevamente. Los ahorros de los hogares acumulados durante la pandemia, liderados por el generoso apoyo del gobierno y la incapacidad de las personas para gastar en viajes y entretenimiento durante 2020 y 2021, dieron un mayor impulso a la industria.

Imagen turismo internacional

Según datos de la Organización Mundial del Turismo, el turismo mundial aumentó un 182 % en el primer trimestre de 2022 con respecto al mismo período del año pasado. Con dos años de vacaciones de verano perdidos, el impulso continuó en la temporada alta. La ocupación hotelera mundial en abril y mayo superó los niveles previos a la pandemia. Los continentes europeo y americano están a la vanguardia de esta recuperación. Europa vio más de cuatro veces más llegadas internacionales en los primeros cinco meses de 2022 en comparación con el tráfico del año pasado. En las Américas, las llegadas se duplicaron con creces. 

El gasto en turismo internacional de países como Francia, Alemania, Italia y EE. UU. se encuentra ahora entre el 70 % y el 85 % de los niveles de 2019. El costo de los viajes, desde las tarifas aéreas hasta las tarifas de los hoteles, aumentó en los últimos meses a medida que la demanda se disparó mientras la oferta era limitada. La escasez de personal en los aeropuertos y en todo el sector hotelero está aumentando tanto los precios como la ansiedad.

Si bien el aumento del tráfico ha generado confianza entre los observadores sobre la recuperación de los viajes internacionales, también hay dudas de que el impulso pueda mantenerse. Los hogares se tambalean por el aumento de los costos de los artículos esenciales, el agotamiento de los ahorros y la caída de los ingresos reales. Los crecientes costos de la energía y el precio del combustible han llevado las tarifas aéreas a niveles récord. Si se mantiene, obligará a los consumidores a reducir sus actividades de ocio. 

El turismo ha vuelto, pero no del todo.
Datos comparativos

Y la recuperación está lejos de ser completa. Las llegadas de turistas todavía están un 54% por debajo de los niveles de 2019. Se espera que la contribución del sector al PIB vuelva a subir a su nivel anterior a la pandemia solo en 2023. Los viajes internacionales sin restricciones siguen siendo un sueño lejano. Actualmente, solo 72 países han levantado todas las restricciones de viaje relacionadas con COVID. 

El enfoque de tolerancia cero de China hacia el COVID será la clave para la recuperación total de los viajes globales. Antes de la pandemia, el país era el mercado turístico emisor más grande del mundo. Los turistas chinos gastaron más de 250.000 millones de dólares en viajes al extranjero en 2019, casi una quinta parte del total mundial. A día de hoy, China sigue restringiendo las salidas y llegadas internacionales. 

La industria del turismo ha recuperado parte de sus pérdidas. Pero su recuperación aún es vulnerable a nuevas variantes de COVID-19, amenazas de tensiones geopolíticas y un entorno económico global desafiante. Justo cuando los viajes están despegando, podrían quedarse en tierra una vez más.

Y tú, ¿Qué opinas?

No comments

Deja un comentario