Suscríbete al newsletter

HomeNoticiasLas mujeres viven más que los hombres pero…

Las mujeres viven más que los hombres pero…

Las mujeres tienden a vivir más que los hombres, pero por lo general tienen tasas más altas de enfermedad. Ahora, una nueva investigación de la Universidad de Georgia sugiere que estas tasas más altas de enfermedad pueden mejorarse con una mejor dieta, rica en carotenoides pigmentados como el ñame, la col rizada, la espinaca, la sandía, los pimientos, los tomates, las naranjas y las zanahorias. Estas frutas y verduras de colores brillantes son particularmente importantes para prevenir la pérdida visual y cognitiva.

Mujer comiendo

La idea es que los hombres contraen muchas de las enfermedades que tienden a matarte, pero las mujeres contraen esas enfermedades con menos frecuencia o más tarde, por lo que perseveran, pero con enfermedades que las debilitan

 Billy R. Hammond, profesor del Franklin College de la UGA. del Departamento de Artes y Ciencias del Programa de Ciencias del Cerebro y el Comportamiento de Psicología

El estudio detalló varias condiciones degenerativas: desde enfermedades autoinmunes hasta demencia. «Si se toman en conjunto todas las enfermedades autoinmunes, las mujeres representan casi el 80%. Entonces, debido a esta vulnerabilidad, vinculada directamente a la biología, las mujeres necesitan atención preventiva adicional«, dijo Hammond.

¿Cómo afecta el género a la salud?

Una de las razones de esta vulnerabilidad tiene que ver con la forma en que las mujeres almacenan vitaminas y minerales en sus cuerpos. Hammond señala que las mujeres tienen, en promedio, más grasa corporal que los hombres. La grasa corporal sirve como un sumidero importante para muchas vitaminas y minerales dietéticos, lo que crea un reservorio útil para las mujeres durante el embarazo. Sin embargo, esta disponibilidad significa que hay menos disponible para la retina y el cerebro, lo que pone a las mujeres en mayor riesgo de sufrir problemas degenerativos.

La ingesta dietética de carotenoides pigmentados actúa como antioxidante para los humanos. Dos carotenoides específicos, luteína y zeaxantina, se encuentran en tejidos específicos del ojo y el cerebro y se ha demostrado que mejoran directamente la degeneración del sistema nervioso central.

Parte de la idea del artículo es que las recomendaciones deben cambiarse para que las mujeres sean conscientes de que tienen estas vulnerabilidades que deben abordar de manera proactiva, para que no tengan estos problemas más adelante en la vida».

Los componentes de la dieta influyen en el cerebro, desde cosas como la personalidad hasta incluso nuestro concepto de nosotros mismos. No creo que las personas se den cuenta del profundo efecto que tiene la dieta básicamente en quiénes son, su estado de ánimo e incluso su propensión a la ira», Hammond. dijo. «Y ahora, por supuesto, esto se extiende al microbioma y las bacterias que componen su intestino: todos estos componentes trabajan juntos para crear los componentes básicos que componen nuestro cerebro y los neurotransmisores que median su uso».

A continuación, recomendaciones para una dieta saludable:

  • Las verduras, frutas, hortalizas, cereales integrales y legumbres deben estar presentes en la alimentación de forma cotidiana.
  • Limitar los alimentos basados en carne roja y sobre todo, derivados cárnicos y aquellos ricos en almidones y azúcares.
  • Limitar las bebidas azucaradas o edulcoradas, y alejarte de las bebidas alcohólicas.
  • Y para implementar los resultados es importante que una dieta equilibrada vaya siempre acompañada de un estilo de vida saludable: dormir bien, beber bastante agua y hacer ejercicio regularmente.
No comments

Deja un comentario