Suscríbete al newsletter

Home#TendenciasInteligencia Artificial (IA)

Inteligencia Artificial (IA)

Por inteligencia entendemos la «capacidad de entender o comprender», así como de «resolver problemas». Por extensión, la Inteligencia Artificial (IA) es la disciplina científica que se ocupa de crear programas informáticos que ejecutan operaciones comparables a las que realiza la mente humana, como el aprendizaje o el razonamiento lógico. O, dicho de otra forma, la capacidad de las máquinas de reproducir la capacidad intelectual del ser humano.

En la rutina

La Inteligencia Artificial (IA) forma ya parte de nuestra rutina diaria en campos como la economía, la medicina, la ingeniería y la seguridad. Se usa en una gran variedad de aplicaciones de software, juegos de estrategia (como ajedrez por ordenador) y videojuegos. La mayoría de los videojuegos y una gran cantidad de programas informáticos tienen incorporados modelos de resolución procedentes de la Inteligencia Artificial (IA). Cuando se puede establecer un modelo para la resolución de un problema concreto se crea un algoritmo que permite una toma de decisiones independiente.
Aunque es un tema técnico y científicamente complejo que los estudiosos abordan desde hace más de medio siglo, trataré de explicar en qué consiste de manera sencilla.

Definicion de Inteligencia Artificial (IA)

Lo que hace la IA es dotar a una máquina de la capacidad de procesar información y proponer soluciones en función de unas reglas programadas previamente. Esto quiere decir que al principio, al menos hasta ahora, siempre hay una mano humana. Pero lo cierto es que cada vez hay más sistemas autónomos que a partir de unas instrucciones iniciales van aprendiendo y se van auto-reprogramando, de manera que al final la máquina propone. Y no solo propone según lo que inicialmente se le programó, sino en función del uso que se le dé a la programación inicial.

Representación imaginativa de la Inteligencia Artificial (IA).

La Inteligencia Artificial (IA) está orientada actualmente a resolver todo tipo de problemas de forma autónoma. Para ello, es fundamental en su diseño. Aplicar una delimitación de los tipos de problemas que resolverá y las estrategias y algoritmos que utilizará para encontrar la solución. En cierta forma es como la inteligencia humana.

  • Por un lado venimos equipados de serie con unas capacidades (por ejemplo, almacenar y recuperar información en la memoria)
  • Por otro vamos aprendiendo mediante la experiencia a resolver situaciones usando los «algoritmos» (fórmulas matemáticas) adecuados.

Del mismo modo que un humano debe disponer de herramientas que le permitan solucionar ciertos problemas, los sistemas artificiales deben ser programados para poder resolverlos.
Los desarrollos en inteligencia artificial son hoy día mayores en los campos disciplinares en los que existe mayor consenso entre los especialistas. Siempre a lo que respecta a la definición de los conceptos involucrados y los procedimientos a utilizar.

Ejemplos

Se aplica más en la física, donde hay un acuerdo sobre los diferentes conceptos y cómo operar con ellos, que en la psicología, donde los conceptos, la etiología, la psicopatología y los tratamientos son diversos. Esto último dificulta la creación de sistemas inteligentes porque siempre habrá desacuerdo sobre la forma en que debería actuar el sistema para diferentes situaciones. A pesar de esto, hay grandes avances en el diseño de sistemas expertos para el diagnóstico y toma de decisiones en el ámbito médico y psiquiátrico. Un ejemplo: según publicaba recientemente The Journals of Gerontology, el Centro de Envejecimiento Saludable de la Universidad de Copenhague ha desarrollado un sistema de IA que al parecer permite predecir, sobre la base de una muestra de sangre, una serie de datos sobre dieta, ejercicio y exposición ambiental, si una persona va a tener una vida larga y saludable.

No comments

Deja un comentario